Abril 14, 2024

SONIDOFM

Desde el corazón de la ciudad histórica

LA VIOLENCIA NUEVAMENTE DERROTA AL FÚTBOL.

3 min read

En el marco de la final de la Supercopa del futbol chileno, nuevamente la violencia y los desmanes se toman el estadio y empañan lo deportivo.

Se esperaba una fiesta en la vuelta al fútbol en el Estadio Nacional, recordemos que fueron casi 2 años en que el recinto no recibía un encuentro del fútbol profesional, esto debido a las remodelaciones y juegos Panamericanos y Parapanamericanos. Pero lejos de ser una fiesta, fue un infierno desatado por los mal llamados hinchas que estaban ubicados en la galería norte.

Ya en la previa del encuentro, mientras sonaba la música en vivo de la banda “Gran Magia Tropical”, los simpatizantes de Colo-Colo sobrepasaron la zona asignada para ellos, subiendo a las vallas de seguridad para colgar lienzos, a causa de esto, uno de los “hinchas” sufre una caída y debió ser asistido y sacado por personal de seguridad. A pesar de lo sucedido, se siguen subiendo a las rejas y sobrepasando la zona de seguridad, entrando a la pista de recortán, sin hacer caso a los guardias.

Estaba previsto realizar un minuto de silencio en memoria del expresidente Sebastián Piñera y de las víctimas de los incendios en Viña del Mar, lo cual se lleva a cabo, pero no fue respetado por los asistentes, silbando, abucheando y entonando cánticos en ofensa al exmandatario. Pero esto estaba lejos de terminar, es más, recién comenzaba. En el entretiempo se vive uno de los momentos más tensos de la jornada, guardias de seguridad intentan quitar los lienzos, a lo que los “hinchas” responden lanzando todo tipo de elementos, asientos destrozados, bloques de cemento, pedazos de rejas, bombas de estruendo, bengalas, botellas con líquidos y un largo etcétera. Fuerzas especiales de Carabineros realizó esfuerzos por controlar la situación, pero la cosa empeoró, ni los gases lanzados por fuerza especiales fueron capaces de contener a la horda de vándalos y delincuentes que se roban el espectáculo, que no les interesa el fútbol (de seguro ni sabían del resultado en cancha), sólo les importa destrozar lo que no les pertenece.

El segundo tiempo no comenzaba, se anunciaba por los altoparlantes que el partido se suspendería si los simpatizantes (delincuentes) no volvían a su lugar. Los mismos jugadores del cuadro albo, se acercaban a solicitar que se calmaran, algo que funcionó por un momento, pero que no duró demasiado, mientras se disputaba el segundo tiempo, estos personajes volvieron a invadir la pista de recortán, por lo que el juez decide suspender el encuentro de forma momentánea, pero que luego de conversas entre el juez central, capitanes, cuerpo técnico y autoridades, se decide dar por suspendido de forma definitiva (los minutos restantes se jugarán a puertas cerradas).

Lo que vino después del anuncio de la suspensión del partido, fue un espectáculo vergonzoso, no les bastó con destruir los asientos, rejas y partes de la pista atlética, además quemaron parte de los asientos y destrozaron algunos tablones del memorial histórico. Bomberos debió actuar para controlar las llamas.

El saldo oficial de detenidos, fue de cuatro sujetos, los cuales fueron dejados en libertad y sólo quedaron con medidas cautelares. ¡Una vergüenza!

Hasta ahora nadie se hace responsable de estas lamentables situaciones, todo queda en discursos vacíos.

¿Se terminará alguna vez con las faltas de respeto, con la falta de educación? ¿existirá alguna vez alguna cultura deportiva?  Tal vez si se tomaran acciones y se dieran sanciones ejemplares. No podemos permitir que la delincuencia, la violencia y el vandalismo sigan derrotando al fútbol.

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.